Todo empezó hacia las 7,00 de la mañana cuando ultimábamos los últimos retoques al material de los emprendedores. Camisetas, rotuladores, precios, chapas ya estaba todo listo para cargar en un enorme camión que llenaríamos con la mayor de las ilusiones. Pusimos todo nuestro esfuerzo para que los emprendedores tuvieran el espacio que se merecían, no era para menos!

Todos acudieron puntualísimos y comenzaron a preparar con entusiasmo sus puestos

Pero había tanta expectación que los compradores no pudieron esperar a hacer sus compras. Nos encantó ver como profesores, padres y transeúntes hacían sus compras. Fue ejemplar ver con qué delicadeza trataban los emprendedores a sus clientes pero lo que más nos gustó fue ver cómo emprendedores salían a comprar a los puestos de otros equipos con el dinero que iban recaudando. 

Algunos de los equipos se quedaron sin existencias casi al comienzo pero eso no les impidió ayudar al resto de equipos e incluso agradecer al público la acogida que habían tenido sus productos.

gracias

No era para menos, los productos valían la pena y¡ tanto si valían! 

Después de tres horas de compra y venta, los emprendedores hacían números y repartían sus beneficios, ¡que fueron muchos! 

Si me pidieran algunas de las mejores imágenes, casi sin dudar, serían éstas.

Sus caras hablan por sí mismos. 

Aunque sin duda mi preferida es ésta

 Colegio Helios

Colegio Internacional de Levante

Gracias a todos por el entusiasmo, por las tardes de recreo trabajando en el proyecto, por las ganas que le ponéis a todo lo que hacéis y en definitiva por darnos la oportunidad de disfrutar de un proyecto que se culminó con una tarde maravillosa. ¡Gracias emprendedores!

Comparte
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

2 respuestas a Una experiencia inolvidable

Deja un comentario

Etiquetas